¡Todos y todas somos Elpidio Silva!

SOLIDARIDAD CON EL JUEZ ELPIDIO SILVA

La plataforma política y Social La Izquierda quiere denunciar a la justicia corrupta e inmoral del sistema neofranquista que intenta enjuiciar a Elpidio Silva por ser un juez honesto que ha luchado contra la corrupción y contra la impunidad.

El juez Silva, titular del Juzgado de Instrucción Número 9 de Madrid, está recusado por la defensa de Blesa y está siendo investigado por una querella que la Fiscalía interpuso contra él por la presunta comisión de delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra la libertad individual de Blesa por ordenar dos veces su ingreso en prisión, que le podría costar su expulsión de la carrera judicial.

Desde que iniciara la instrucción por el escándalo financiero de Caja Madrid, el juez Silva ha estado sometido a todo tipo de prisiones y obstáculos de quienes quieren evitar a toda costa su lucha contra la corrupción.

Ya está bien de intervenciones espurias contra la independencia del poder judicial. Si hubo delitos y chanchullos en la gestión de Caja Madrid, la Justicia debe actuar para identificar a los culpables. Y una vez probada cualquier irregularidad, imponer penas ejemplarizantes, para poner fin a tanta corrupción como ha imperado en los últimos años en nuestro país.

Si consiguen ocultar la verdad de lo ocurrido en Caja Madrid estarán en condiciones de repetirlo y no conseguiremos salir de ese círculo corrupto que tanto daño está causando al Estado y a sus ciudadanos; no se puede permitir que un juez que cumple con responsabilidad y honestidad su obligación termine inhabilitado.

Desde LA IZQUIERDA nos sumamos al apoyo popular y de otros partidos de izquierda y organizaciones sociales, al juez Elpidio Silva que quieren animarle a perseverar en el esfuerzo, para que impere la verdad y la justicia.

Ante esta situación jurídicamente esquizofrénica consideramos que hoy más que nunca debemos de iniciar un proceso constituyente que declare la Tercera República e implemente una justicia auténticamente democrática e independiente, al servicio de los más desprotegidos de la sociedad.