LA IZQUIERDA dice NO a las prospecciones petrolíferas en Canarias

Las 18 entidades que conforman la Plataforma de Organizaciones Ciudadanas, Sociales y Políticas LA IZQUIERDA (http://www.la-izquierda.org/) quieren manifestar su NO rotundo y categórico a las prospecciones petrolíferas en Canarias.

LA IZQUIERDA (http://www.la-izquierda.org/) se adhiere por entero a las contundentes razones que manifiestan las organizaciones ecologistas para oponerse a las prospecciones petrolíferas en Canarias, razones que en el siguiente decálogo se exponen para conocimiento de la opinión pública:

1.- Los riesgos de vertidos de las extracciones en aguas profundas son altísimos y los daños serían incalculables e irreparables.

2.- Es una fuente de energía no renovable y sucia, principal causa del cambio climático, que frena el desarrollo de las energías renovables. Las energías renovables crean más empleo y riqueza que los combustibles fósiles.

3.- Los trabajos de detección y extracción de petróleo emiten contaminación acústica y vertidos tóxicos, causando la muerte de multitud de especies marinas (cetáceos y tortugas entre otras), patrimonio natural que debe de ser preservado a nivel internacional porque dependemos de ella.

4.- Afectarán negativamente a nuestra economía porque deteriora nuestra imagen turística, perjudica al sector pesquero y además, no crea puestos de trabajo.

5.- Generarán tensiones con Marruecos por la lucha en el control de un recurso escaso en una región en donde no están definidos, ni los límites, ni las competencias de las aguas.

6.- Ponen en riesgo el abastecimiento de agua potable desalada, principal fuente de suministro de la población canaria.

7.- Repsol es una empresa que no respeta el medio ambiente ni los derechos humanos.

8.- Se solializan los riesgos y se privatizan los beneficios, ya que los derechos sobre la explotación de los yacimientos son exclusivos de la compañía petrolera.

9.- Tenemos derecho a la información y al debate público cuando se toman decisiones que nos afectan.

10.- Existen riesgos de mareas negras por vertidos de crudo sobre el litoral canario que tendrían drásticas consecuencias sobre el medio ambiente, la población residente y el turismo.